Estás en tu casa: este es el sitio Web de la Unión del Judaísmo Reformista para Latinoamérica, el capítulo regional de la WUPJ, el movimiento judío de mayor desarrollo en el mundo. Los valores centrales de la UJR-AmLat son el respeto por los derechos humanos, la justicia social, el cuidado del planeta, el pluralismo, la igualdad, la inclusión basados en el estudio de la tradición y la cultura judías.

En este sitio web podrás conocer qué pensamos, qué hacemos y cómo entrar en contacto con la comunidad reformista más cercana. También es una vía accesible para entrar en contacto con nuestros rabinos y líderes espirituales: no dudes en escribirles. Y si en tu país aún no hay una comunidad judía reformista, contactate con nosotros y construyámosla juntos.

En pocos años de desarrollo en Latinoamérica, la UJR-AmLat ya cuenta con congregaciones en Argentina, Brasil, Chile, Costa Rica, Ecuador, Guatemala y Perú y estamos trabajando para que nuevas instituciones se sumen a nuestro movimiento.

Nos llamamos judíos reformistas, progresistas o liberales en forma indistinta. Orgullosos de nuestros valores y creencias, comprendemos que el judaísmo no es un sistema de leyes cerrado y congelado en el tiempo que marca lo que se debe o no se debe hacer, sino que entendemos que la tradición y la historia inspiran y estimulan la creación de nuevas formas de vivir la experiencia judía a la luz de los ideales del presente. 

Reconocemos en nuestra tradición, la Torá, un sistema de valores que nos guía y inspira Mitzvot, prácticas, que acentúan nuestro compromiso de respeto por la vida de todos los habitantes del mundo.

El judaísmo reformista da la bienvenida a las familias interculturales e interconfesionales, a cualquier persona que se identifique con el judaísmo sin importar su orientación sexual, su identidad de género o si realidad socioeconómica. Creemos firmemente en la igualdad: todos los integrantes de nuestras congregaciones están invitados a formar parte de las actividades culturales, religiosas, artísticas, que desarrollamos. Las comunidades reformistas tienen programas especiales para acoger y dar la bienvenida a los integrantes del colectivo LGTB.

Entendemos que no es la herencia genética la que hace a la identidad judía. En las comunidades reformistas son reconocidos como judíos los hijos e hijas de matrimonios interculturales, en los que al menos uno de los padres o madres es judío, sin importar su identidad de género. Reconocemos que la identidad judía es producto de la educación que el niño o la niña reciben y de la voluntad de vivir como judío o judía en su vida de adulto o adulta. Todos somos judíos por elección.

La educación es un capítulo central de la UJR-AmLat. Es por ello que en 2017 creó el Instituto de Formación Reformista, que ya cuenta con más de 30 estudiantes, con el objetivo de formar rabinos y líderes comunitarios involucrados en las idiosincrasias de la región. El IIFRR también tiene como misión asesorar a instituciones de nuestra red para contribuir con el sostenimiento de los principios que mueven a la UJR-AmLat y así garantizar la inclusión y participación de quienes quieren vivir con orgullo la experiencia judía sin abandonar sus valores o renunciar a su diversidad.

El esfuerzo formativo de nuevos líderes alienta un principio fundamental de nuestro movimiento: la educación y el conocimiento no es excluyente de los rabinos sino que se promueve el estudio en comunidad, para que todos los integrantes de nuestras congregaciones sean protagonistas de la toma de decisiones que les permitan vivir sus vidas judías cargadas de sentido, con libertad y felicidad.

La UJR-AmLat es promotora y protagonista del diálogo y la acción interreligiosa en todos los países en los que está presente. Estamos convencidos de que el judaísmo sólo puede crecer en libertad si construye canales de encuentro con las comunidades en las que está inserto.