Pittsburgh, Christchurch, Sri Lanka, San Diego y tantos otros que se repiten, no son hechos aislados sino distintas expresiones del mismo odio.

Cada ataque a un grupo que pacíficamente se encuentra expresando su fe en su lugar de culto es un golpe hacia los que buscamos un mundo plural donde todas las creencias, tanto propias como ajenas, puedan convivir en armonía Instamos a todos a unirnos en la búsqueda del respeto y la convivencia pacífica.

Abrazamos a las víctimas y sus familias.

"Aléjate del mal y haz el bien, busca y persigue la paz." (Salmos 34:15)