ES EN PT

Unión del Judaísmo Reformista - AmLat

UJR - AmLat

UJR-AmLat

UJR-AmLat

Unión del Judaísmo Reformista América Latina

La Unión del Judaísmo Reformista para América Latina (UJR-AmLat) reúne a las congregaciones judías de Latinoamérica que centran su acción en el respeto por los derechos humanos, la justicia social, el cuidado del planeta, el pluralismo, la igualdad, la inclusión y el estudio de la tradición y la cultura judías. 

La Unión del Judaísmo Reformista engloba a todas denominaciones reformistas, liberales, reconstruccionistas y cualquier otra corriente judía que adhiera y respete los valores contenidos en la “Declaración de principios de la UJR-AmLat”.

El judaísmo progresista entiende que La Halajá (la ley judía) no es un conjunto de normas congeladas en el tiempo sino que es parte de un proceso que requiere una evaluación constante y que está influenciada por la actualidad y el mundo que nos rodea.

Misión de la UJR-AmLat

La misión de la UJR-AmLat es promover la misión global de la Unión Mundial para el Judaísmo Progresista (WUPJ - World Union for Progressive Judaism) en América Latina, realizando todas las actividades que se consideran más apropiadas, y en particular las actividades requeridas para una organización regional formada bajo la constitución de la WUPJ.

La UJR-AmLat pretende promover el abordaje del Judaísmo Progresista en América Latina, en el mundo y en Israel mediante el fortalecimiento de las comunidades judías. La UJR-AmLat busca integrar la tradición judía y la realidad de la vida moderna; creemos en el derecho de cada individuo de establecer su práctica judía sobre la base de un proceso de estudio y reflexión que haga que el judaísmo sea relevante y significativo en la vida diaria de cada uno.

Un poco de historia

La UJR-AmLat se conformó oficialmente el 6 de diciembre de 2009 en la Conferencia Regional de Líderes de Comunidades Progresistas en Córdoba (Argentina), pero había comenzado a cobrar fuerzas a comienzos de 2000 gracias al impulso de un grupo de voluntarios de la organización Yad B’Yad de la WUPJ de Estados Unidos que había visitado a los países de la región.

La principal preocupación de esa época era la vulnerabilidad de las comunidad judías de la Argentina, que atravesaba por una grave crisis social, económica y política. El embrión de la organización se gestó en 2002 en San Pablo, Brasil, de la mano de activistas locales que eligieron a esa ciudad como sede regional de la organización.